1606 Testamento del licenciado Hernando de Villagómez, del Consejo de Indias

1606 HERNANDO VILLAGOMEZ 1606. TESTAMENTO DEL LICENCIADO HERNANDO DE VILLAGÓMEZ, DEL CONSEJO DE INDIAS. Apertura en Valladolid, 3 de abril de 1606, solicitada por el propio licenciado. De los siete testigos asistentes al otorgamiento, habían muerto don Antonio Cabeza de Vaca, don Alonso de Porras y el licenciado Juan Vázquez de Molina; mientras los otros cuatro estaban en Burgos, por el traslado circunstancial a aquella ciudad de la Chancillería de Valladolid. [...] nos el licenciado hernando de villagomez abogado en la corte y real chancilleroa de valladolid y doña marcela de obregon y robles su muger naturales que somos ambos de la muy noble y antigua ciudad reino y obispado de leon y de muchos años a esta parte vecinos de esta ciudad de valladolid considerando que la muerte es cierta [...] yten decimos que aunque tenemos nuestra naturaleza en la muy noble y antigua ciudad de leon y en ella tres capillas y entierros prinçipales dos en el monasterio de señor sanct claudio que es de frailes y convento de la orden de san benito una de los villagomez y otra de los robles en que estan enterrados nuestro bisabuelos y pasados y la otra en el monasterio de señor sant francisco en el capitulo de el que es de la casa de obregon y descendientes de ella = pero como avemos hecho asiento en esta ciudad de valladolid que es como varrio y patria comun en que ay correspondencia a todo el mundo y donde con tanta ventaja se vive ansi por lo que es lugar como por las ocasiones que ay en el para la criança y enseñar los hijos y levantarlos y obligarlos a buenos y honrados pensamientos y por las grandes y principales amigos que en el se ofreçen y ganan y tanbien por la cobrança y defensa de la hacienda en que por muy segura que sea comunmente se vee aver pleitos sobre que forçosamente se a de acudir a la real chancilleria des esta ciudad luz y espejo de la justiçia donde tan en su punto y con tanta entereça siempre se a guardado y guarda y porque en nuestros hijos avemos tanbien echado de ver inclinaçion y afiçion a la vivienda y asiento en ella y por esta mesma raçon se entraron monjas en el monasterio real de las huelgas de esta dicha ciudad doña maria de villagomez y doña juana de robles y obregon nuestra hijas muy queridas estamos con determinaçion y voluntad de ayudarles a esto todo lo que es de nuestra parte y por eso no les queremos obligar ni obligamos a que lleven nuestros cuerpos a la dicha ciudad de leon y capillas y entierros que tenemos en ella y queremos y mandamos que si nosotros tuvieremos hecha o tomada capilla en esta ciudad de valladolid como lo andamos procurando que nuestros cuerpos sean enterrados en ella y si no que entre tanto que se hace o toma por el que de nosostros viviere y despues de ambos por nuestros desçendientes y sucesores se depositen y esten en la yglesia de señor sancto anton de esta ciudad en la capilla mayor que es del señor don alonso de porras con licencia que su merced a dado y dara para esto y en la parte y lugar que quisiere y señalare [...] yten mandamos a la devotisima ymagen y iglesia de la sacratisima madre de dios nuestra señora del camino que esta una legua de la ciudad de leon trescientos reales los ciento para que se digan de misas por nosotros en su altar bendito y los otros duçientos para que se haga alguna cosa para la dicha sanctisima ymagen y para su culto y serviçio [...] yten declaramos que dios nuestro señor a sido servido de darnos solamente nueve hijos legitimos de este nuestro matrimonio de los quales nos llevo los tres sisndo niños tristan joan y francisca y al presente tenemos y dexamos vivos los otros seis que son don pedro y don antonio de villagomez y obregon nuestros hijos varones y a doña maria de villagomez y a doña juana de robles y obregon monjas profesas en el monasterio real de las huelgas de esta ciudad de valladolid y doña antonia de obregon y villagomez monja profesa en el monasterio de nuestra señora de la conception de la ciudad de leon y doña maria de villagomez y villafañe nuestra hija menor yten declaramos que al tiempo que se entraron monjas las dichas doña maria y doña joana nuestras hijas mayores en los dichos monasterios nosotros las prometimos en dote a las dichas doña maria y doña joana mil ducados a cada una [...] y mas los derechos propinas comidas y colaçiones de sus entradas y profesiones y los vestidos y ajuares de todas tres y trescientos reales de renta en cada un año a cada uina de ellas [...] las dichas nuestra tres hijas antes que entrasen en los dichos monasterios y para mas seguridad otra vez despues quando ubieron de hacer profesion y dentro de los dos meses de ella [...] renunçiaron nuestras legitimas paterna y materna en favor de nuestra mejora vinculo y mayorazgo [...] y declaramos que de las dotes y de lo demas que tenemos dado y pagado y gastado con las dichas nuestras tres hijas solamente an de ser y sean a quanta de sus legitimas paterna y materna quatro mil ducados por todas tres porque lo demas que se a pagado y gastado con algunos de sus alimentos y vestidos hasta que profesaron asi como asi se lo deviamos y aviamos de dar en nuestra casa y lo que toca a la renta que se las a de dar cada año no se a sacado ni saca de los dichos bienes y es carga que con ellos se a de quedar al poseedor [del mayorazgo...] y porque de la division de los bienes resultan grandes inconvenientes y por ella se destruyen las familias y memorias de las personas nobles y la experienca maestra de las cosas nos a enseñado y cada dia enseña que los estados casas y patrimonios aunque ayan sido muy grandes siendo partibles se an perdido y consumido y la memoria de los señores de ellos o por ser los sucesores prodigos que los disipan o indiscretos que no los conservan o pusilanimes que no los defienden o por ser muchos los herederos entre quien se dividen y parten y por el contrario se conservan y perpetuan quedando los bienes enteros [...] [fundación de mayorazgo, con facultad real...] usando como queremos usar y usamos de la dicha liçencia y facultad real haçemos instituimos y fundamos mayorazgo para agora y para siempre jamas de los bienes y en la manera y forma siguiente: primeramente de las nuestras casas prinçipales que tenemos en esta ciudad de valladolid en la calle de pero varrueco frontero de el cortinal donde se a començado a hacer y hace el monasterio de las descalças franciscas françiscas y de las casas nuevas pequeñas que tenemos juntas y pegadas a las dichas casas principales que tanbien estan frontero de el dicho cortinal linderos las unas de las otras y por delante la calle publica y principal de pero barrueco y por detras la calle de la carcava y por el un lado las casas de el mayorazgo de el doctos escudero y por el otro lado las casas de gabriel de soto y las casas de luis de soto [...] yten de los nuestros molinos que tenemos en el prado de la magdalena y rio de esqueva de esta ciudad de valladolid que son los primeros como se sale de la calle y puerta de la magdalena casi frontero de la yglesia nueva de las huelgas con su casa ruedas y aparejos pequera ladrones y desaguaderos prado presa agua y calçe usos y costumbres derechos y servidumbres [...] yten de las dos ruedas de aceñas que tenemos en el rio mayor de esta ciudad de valladolid a linares que llaman la romana y la chantra linderos la una de la otra y por el otro ladro de la chantra la aceça que llaman la torre que al presente es de pedro lopez de calatayud vezino y regidor de esta ciudad y por el otro lado de la romana la açeña que llaman la dotora que al presente es de la muger hijos y herederos que quedaron del licenciado gonzalo de angulo abogado que fue de la real chancilleria de esta ciudad con sus casas ruedas piedras [...] yten de la nuestra casa y solar de la villa de villafrades que es en campos una legua mas aca de villalon en el camino de la ciudad de leon trece leguas mas aca y nueve de esta ciudad de valladolid y de las eras y panera y herrenes çercados y por çercar y de todas las tierras y heredades rentas y derechos que al presente tenemos [...] y porque las pieças y tierras son muchas y quando esto se ordena en quantidad de seisçientas iguadas poco mas o menos y si se ubiesen de poner y señalar aqui seria ocupar mucho papel y prolixidad [...] luego que dios sea servido de llevarnos de esta presente vida se haga un inventario [...] y demas de esto el primero sucesor de ella sea obligado y le obligamos a que dentro de dos años despues que ubiere sucedido haga un apeo general y muy cumplido de toda la dicha hacienda [...] yten de seiscientos ducados de juro y renta en cada un año [...] sobre las alcavalas de esta ciudad de valladolid [...] yten de ciento y treinta mil y nobecientos y veinte y siete mrs de renta y censo en cada un año [...] sobre las personas y bienes de el dicho depositario juan bautista gallo y bernardino maria de milan vezino des esta ciudad [...] yten de todos los demas juros y censos que en caveça de ambos y de cada uno de nos compraremos [...] yten de ochenta y siete mil y quinientos mrs de renta y censo en cada un año [...] sobre la casa estado y mayorazgo de el marques de aguilar [...] y declaramos que no metemos ni incorporamos en esta nuestra mejora y mayorazgo las casas que tenemos en la ciudad de leon ni tampoco la heredad y tierras que tenemos en el lugar de villarrodrigo jurisdiçion de la dicha ciudad y en robledo y villasinta de el valle de torio y en gigosos san lorenzo y san antolin en los oteros y comarca por escusar al poseedor y sucesores el cuidado y costa de la administracion que forçosamente a de ser mucho si lo ubiesen de tener y sustentar no estando y morando de asiento en la dicha ciudad de leon y por quanto avemos visto y la experiençia nos enseña que los sucesores y primogenitos de los mayorazgos ordinarios de estos reinos por ser cierta su sucesion comunmente se descuidan de ocuparse en exercicios y actos de virtud y son sovervios y viçiosos y pierden el respecto que deven a sus padres y poseedores y les dedeñan y aun a veces procuran la muerte y son persuadidos y engañados con casamientos que no les convienen y haçen moatras de sus esperanças y futura sucesion y aun muchas veçes en las personas y talle y entendimiento y en sus partes naturales vienen a ser y son los peores de sus hermanos y se siguen otros muchos daños e inconvenientes al fin y intento que se deve tener y tiene en los mayorazgos deseando remediallo y prevenillo en la sucesion de este nuestro y que todos procuren mereçerla por sus personas y virtud queremos disponemos y mandamos que este nuestr mayorazgo prinçipalmente sea de election y que perpetuamente para siempre jamas entretanto que duraren los llamados de el el poseedor y poseedores que por tiempo fueren puedan elegir el suçesor que despues de ellos a de ser libremente a su voluntad y disposiçion [...] se ayan de guardan las condiciones y reglas siguientes y los llamamientos de ellas [...] [...] puedan libremente la dicha election de suçesor a su libre voluntad dexando los mayores y eligiendo los menores y la persona que quisieren y por bien tuvieren sin que se pueda contradeçir por otros algunos ni decir que se eligio al menor y al mas remoto y al menos digno y que menos lo mereçia para escusar como queremos que no aya pleitos sobre esto [...] lo queremos confirmar y confirmamos [...] [...] si el tal poseedor no tuviere hijos habiles y capaces de la dicha suçesion que entre los demas parientes llamados y capaçes pueda eligir y elija al que el quisiere [...] [...] en primero lugar despues de nuestra muerte de ambos a dos aya de suceder y suceda en este nustro mayorazgo don pedro de villagomez y obregon nuestro hijo mayor [y en caso de muerte sus hermanos y sus descendientes...] [...] que acavados todos los hijos y descendientes legitimos y los hijos y descendientes naturales de mi el dicho licenciado hernando de villagomez ayan de suceder [...] la señora doña paula de robles y obregon nuestra hermana señora de la casa y solar de los robles de villarrodrigo y vezina de la ciudad de leon y por su muerte y falta la señora doña juana de quiñones y obregon señora de la villa de cimanes nuestra tia y por su muerte y falta el señor antonio de obregon y cereceda nuestro primo hermano señor de la villa de san martin de la falamosa capellan de su magestad y canonigo de la sancta yglesia de leon y por su muerte y falta el señor licenciado alvaro de villagomez nuestro primo arcediano de cea y canonigo de la dicha santa yglesia de leon y por su muerte y falta el señor tristan de obregon y cereceda nuestro primo hermano señor de bustillo y contador principal y proveedor general de los exercitos de milan y su castillo y procurador de cortes y regidor de leon y por su muerte y falta el señor don juan velasco obregon y cereceda nuestro sobrino y hijo segundo de el dicho señor tristan de obregon capitan de infanteria española en los estados de flandes y guerra de francia y por su muerte y falta el señor luis osorio de quiñones señor de la casa dde san roman y de la villa de quintanilla en la rivera de orbigo primo hermano de mi el dicho licenciado villagomez y por su muerte y falta el señor antonio de villafañe quiros vezino de la ciudad de leon y de esta primo hermano de mi la dicha doña marcela y por su muerte y falta el señor don antonio de villagomez cabeza de vaca cavallero de el abito de santiago señor de villahamete y macudiel y de el termino de villagomez y por su muerte y falta el señor francisco de villagomez vezino de la villa de castroverde en campos y por su muerte y falta el señor licenciado pedro de villagomez su hermano collegial de el insigne collegio mayor de oviedo de salamanca y canonigo de la sancta yglesia de sevilla y por su muerte y falta el señor don juan de villagomez su hermano [...] [...] acavadas las doçe personas contenidas en el llamamiento [...] sean elegidos a suceder y sucedan en este mayorazgo por election y a falta de ella por sucesion el señor paulo de villagomez tio de mi el dicho licenciado villagomez y sus hijos y descendientes [...] [y acabada la línea de Paulo...] el señor licenciado aller de villagomez mi primo fiscal de su magestad en la real audiencia del nuevo reino de granada y sus hijos y descendientes [...] [siguen cargas y obligaciones...] que los poseedores y sucesores de este mayorazgo se ayan de llaman y llamen de nuestro nombre y apellido de villagomez y obregon y traer las armas derechas de villagomez que son un escudo de campo de oro y en medio una cruz colorada de la mesma hechura y manera que la de calatraba y quatro calderones negros las asas levantadas en la concavidad y espacio que haçen los braços de la cruz en cada parte el suyo y algunos de nuestro mismo linage y sangre traen el campo de plata y que en el nombre y apellido siempre aya de preçeder y preçeda y ser y sea el primero el de villagomez [...] [orden de buscar lugar y hacer una capilla...] y se haga el retablo tumulo y reja y los ornamentos y calices y frontales misales y libros y lo demas necesario para el servicio y culto divino [...] [limosnas, capellanes, memoria de misas, dotación de doncellas...] [siendo Pedro, el hijo mayor, sucesor en el mayorazgo...] señalamos a los dichos don antonio de villagomez y obregon nuestro hijo segundo y doña maria de villagomez nuestra hija menor para sus alimentos y dote quatro mil ducados a cada uno [...] [...] nombramos por nuestros albaçeas executores y testamentarios el uno al otro que de nosotros viviere y al señor juan ruiz de velasco de la camara de su magestad y su alcaide de las torres y castillo de leon y a los dichos señores tristan de obregon y cereceda y canonigo antonio de obregon y cereceda y arçediano alvaro de villagomez y por sobre caveçeros a los señores conde de benavente y conde de luna su hijo y marques de astorga en memoria y reconosçimiento de la mucha merced que siempre sus señorias nos an hecho y hacen [...]