1602 Los hermanos de la capacha y el hospital del Coloquio de los perros de Cervantes

1602 HERMANOS DE LA CAPACHA 1602. LOS HERMANOS DE LA CAPACHA Y EL  HOSPITAL DEL COLOQUIO DE LOS PERROS DE CERVANTES. Valladolid, 18 de febrero de 1602. El hospital de la Resurrección estaba especializado en la cura de sarna y sífilis. [...] el doctor aguero probisor deste obispado abiendo bisto este proçeso hecho en bisita contra los administradores diputados y confrades del hospital de la resurreçion extramuros desta çiudad dixo que atento la causa es pia de hospital y pobres que pide brebe remedio por se llegar el tiempo mas combeniente a la hospitalidad que segun su instituto en el se a de haçer y por que no çese como hasta aqui a ido çesando quedando el aparato de confradia y no sustançia de hospitalidad y bisto ansimismo que los dichos pobres por la dicha falta andan y estan tendidos por las calles y lugares publicos y otros questan en el hospital de los desamparados que sustentan los hrmanos de san juan de dios de las limosnas que allegan que por ser tantos y la poca dispusiçion de la casa estan a tres y aun a quatro en una cama con tanto baho y apretura que segun en sus juramentos declaran los medicos que sobre ello disponen se a de temer un mal subçeso de corrupçion contaxio y peste y en el dicho hospital de la resurreccion ques muy capaz y anchuroso y de buena renta las enfermerias estan como desiertas con solos los lechos de madera muy pocas camas ni pobres y aunque de la mala administraçion y otras cosas se hizo cargo a los dischos administradores y diputados y fueron llamados oidos y aperçibidos no an dado descargo alguno para cuio remedio y reformaçion dixo que mandaba y mando a los dichos administrador diputados y confrades que luego queste auto les sea notificado le den y entreguen la dicha casa llabes y cosas della por quenta y razon para que entretanto que otra cosa se probea y bea se pongan personas de satisfaçion que administren el dicho hospital lo qual hagan y cumplan so pena de excomunion mayor late sentençie [...] Valladolid, 3 de septiembre de 1602. [...] don juan bautista de acebedo obispo deste obispado y el licenciado juan de tejada del consejo de su magestad abiendo bisto lo nuebamente pedido en el dicho consejo por parte de la cofradia de la resurreçion desta dicha çiudad y los recaudos en su nombre presentados y lo probeido por el dicho consejo dixeron que en conformidad de la remision que por el se hizo a los dichos señores para que ordenasen lo que les pareçiese conbiniente para componer y concordar la dicha confradia y los hermanos del abito de anton martin que llaman de la capacha a los quales por mandado del dicho señor obispo fue entregado el gobierno del dicho hospital por las culpas de mala y dañosa administraçion que resultaron de la bisita que por el dicho señor obispo les fue tomada como se berifica por ella [...] De esta forma, los hermanos de la capacha se hicieron cargo de la administración del hospital, quitándoselo a la cofradía, con una serie de obligaciones: [...] que la election de hermano mayor se aya de haçer por botos de los demas hermanos que en el dicho hospital se hallaren al tiempo della con la autoridad y asistençia del dicho señor obispo o su probisor en coformidad de lo que se haze en los demas hospitales destos reinos en que residen los hermanos del mismo abito y profesion [...] yten quel tal hermano mayor que fuere elijido y el que al presente lo es en el dicho hospital aya de poder reçibir y despedir los ofiçiales que parezcan neçesarios para la cura y gobierno de los enfermos y señalar a los que se reçibieren los salarios que parezcan conbinientes sin que los confrades se puedan entremeteren cosa alguna [...] yten quel dicho hermano mayor y los demas que aora residen en el dicho hospital y residieren en todo tiempo en el gobierno y cura de los pobres del ayan de dar quenta cada domingo en la tarde y cada y quando quel dicho obispo y protector se lo ordenaren y mandaren asistiendo a ella los dichos señores y en ausençia u ocupaçion del dicho señor obispo su probisor y hallandose presentes a ellas si quisieren dos confrades de la dicha confradia si para este efeto fueren por ella nombrados y la dicha quenta se a de dar por escrito distinta y particularmente ansi de la renta que al presente tiene y tubiere el dicho hospital como de las limosnas que se recojieren por la industria y dilijencia de los dichos hermanos y en otra qualquier manera para que sepa y entienda con toda claridad lo que proçediere de la dicha renta y limosna y la forma en que se aya gastado [...] yten que los dichos confrades ayan de entregar y entreguen luego por inbentario ante escrivano publico al dicho hermano mayor y a los demas hermanos todas las escripturas y recaudos de qualquier jenero y calidad que sean tocantes a las rentas quel dicho hospital tiene de presente [...] yten que la dicha confradia pueda nonbrar el capellan o capellanes neçesarios para el cumplimiento de las dichas memorias [de misas a que estaba obligado el hospital] en la forma que hasta aqui lo an hecho como sean aprobados por el ordinario para que las cumplan con los estipendios que hasta aora se an dado conforme a lo que dejaron ordenado los fundadores [...] Gracias a la entrada de los hermanos de la capacha, la mejoría fue inmediata; en el mismo septiembre de 1602: [...] respeto de la grandeça en que aora esta el dicho ospital y de lo que era quando le administraba la dicha confradia pues como pareçe por la bisita casi ninguna hospitalidad se haçia en el y la poca que abia era tan mal probeida y gobernada que fuera mejor que no la ubiera como della consta con lo qual concurre aberse gastado mas en la dicha hospitalidad despues que el hospital se entrego a los dichos hermanos cada mes de todo lo que tiene de renta en un año destinada para la hospitalidad [...] abiendo de ser gobernado por los dichos hermanos como combiene que lo sea asi por el gran cuidado y caridad con que acuden a la cura de los pobres enfermos y a que se les administren los sacramentos y ayudarlos a bien morir como en la gran dilijençia y curiosidad con que proçeden en adquirir y procurar limosnas para el sustento de los dichos enfermos sin las quales seria inpusible poderse conserbar [...]