1600 Testamento del comendador Diego Enríquez de Mendoza, hijo del almirante de Castilla

1600 ENRIQUEZ MENDOZA D 1600. TESTAMENTO DE DON DIEGO ENRÍQUEZ DE MENDOZA, COMENDADOR DE LA PUEBLA, HIJO DEL ALMIRANTE DE CASTILLA. Hijo segundo del almirante de Castilla. Apertura en Valladolid, 19 de octubre de 1600, solicitada por don Rodrigo de Mendoza, arcediano de Madrid, su hermano [...] avia fallescido y pasado desta presente vida oy dicho dia [...] Yn dey nomine amen sepan quantos esta carta de testamento vieren como yo don diego enriquez hixo segundo de los señores don luis enriquez de cabrera almirante de castilla y doña ana de mendoza duquesa de medina de rioseco condesa de modica su muger mis señores padres que sean en gloria comendador que soi de la encomienda de la puebla de la orden y cavalleria de alcantara estando enfermo [...] [...] el cuerpo mando a la tierra de donde fue formado el qual mando que sea sepultado en el monasterio de san francisco de la villa de medina de rioseco donde estan enterrados los cuerpos de los dichos almirante y duquesa mis señores padres [...] yten mando que se digan por mi anima las misas que pareciere al señor don rodrigo de mendoza arcediano de madrid mi muy amado hermano [...] puesto que yo no tengo bienes y haçienda con que poder mandar  deçir misa ninguna ni pagar mis deudas lo dejo a dispusiçion del dicho señor don rodrigo a quien suplico encarecidamente que pues lo mas principal es el descargo de mi conciençia y pagar mis deudas sea servido encargarse dello [...] y para que le conste en particular los descargos que a de haçer y deudas que debo declaro que son las siguientes: dos mil ducados que tome de xoyas a su muger de don be[encuadernación] de cisneros ochocientos ducados a su muger de sevillano plumajero desta ciudad a manojo tendero doçientos ducados de mercaderias a su muger de acevedo otros docientos ducados a marco antonio judice doçientos ducados a baltasar de zuñiga trecientos ducados de un censo que tomo para mi de que tiene prendas mias a zuñiga diego de albeida y mis lacayos lo que pareçiere por el libro de despensa a un sonbrerero lo que pareçiere por su quenta a un sobrestante de mulas ciento y çinquenta reales a iniesta sus raciones al guarniçionero ochenta y ocho reales a la beldriera ocho ducados   yten suplico al dicho señor don rodrigo mi hermano haga merced a don baltasar carrillo mi paxe y le de un bestido pardo mio aforrado en pelusa y a su hermano don juan carrillo mi paxe se le de otro bestido mio que pareciere al dicho don rodrigo  y a juan ruiz mi paxe otro bestido mio que paresçiere al dicho señor don rodrigo y a pedro ruiz criado mio otro bestido mio y otro a zuñiga y a diego de albelda mi mozo de camara otro bestido yten suplico al dicho señor don rodrigo mi hermano haga merced a loa demas criados mios con darles alguna cosa que le pareciere por no tener yo que darles no les mando en particular nada yten declaro que no e cobrado los frutos caidos de mi encomienda de que su magestad me hiço merçed por no me aver inbiado la cedula los quañes frutos son mios y declaro que no se que tenga otros bienes ningunos de que hacer inbentario conforme a los estabilimentos de la dicha orden yten mando a la fabrica de la yglesia de nuestra señora la antigua desta ciudad donde soy parroquiano cinquenta ducados yten mando que se repartan entre pobres y ospitales desta çiudad hasta quatroçientos ducados [...] yten suplico a mi señora la duquesa de medina de rioseco condesa de modica que por el mucho amor que tengo a su señoria y por su gran cristiandad y balor se acuerde de rogar a dios por mi y hacerme algun sufraxio por mi alma y socorrer al señor don rodrigo mi hermano con alguna cantidad [...] [...] nombro por mis testamentarios a la dicha señora doña vitoria colona duquesa de medina y al dicho señor don rodrigo de mendoza mi hermano [...] y nombro por mi heredera a mi anima [...] yten declaro que devo a algunas personas sobre prendas hasta ciento y treinta ducados poco mas o menos mando se paguen y cobren las prendas yten devo a diego de molina mercader lo que se hallare por sus quentas yten devo a baltasar mi paxe mil y quatrocientos reales mando de paguen yten mando se pague a domingo de antia sastres lo que pareçiere que le devo a francisco guardarropa de mi señora la duquesa devo diez ducados a una lavandera que a lavado la ropa devo diez ducados a orduña devo una librança de dos mil reales y lo que pareçiere aver hecho despues della al toquero devo lo que parecera por sus quentas a maria garcia devo los meses que pareciere aver dado cama a mis criados a don antonio de robles devo la deuda de su hermano ochoçientos reales a un secretario de la señora condesa de pradas mi hermana devo çient ducados que me presto en lucena [...] en valladolid a diez y seis dias del mes de otubre de mil y seisçientos años