1604 Testamento, inventario y biblioteca de Hernando de Cangas, poeta sevillano

1604 HERNANDO DE CANGAS 1604. TESTAMENTO, INVENTARIO DE BIENES Y BIBLIOTECA DE HERNANDO MELÉNDEZ DE CANGAS, POETA SEVILLANO.     Más documentos en: www.anastasiorojo.com               Hernando de Cangas no es citado por Mariano Méndez Bejarano en su Diccionario de Escritores, Maestros y Oradores naturales de Sevilla y su actual provincia[i]. Tampoco aparece en las Historias de la Literatura Española habituales. La Enciclopedia española por excelencia, la Espasa, dice de él, "Poeta del siglo XVI, n. en Sevilla. Mereció calurosos elogios de Juan de la Cueva en su Ejemplar poético, de Fernando de Herrera en sus Anotaciones, de Cristóbal de Mena en La Restauración de España y de Cervantes en su Canto de Caliope. “Era CANGAS fácil versificador, correctísimo hablista, serio en su inspiración y de profundos y oportunos pensamientos”.             Como tantos otros, murió en Valladolid, donde había llegado siguiendo a la Corte. Era lo que entonces llamaban un hombre de negocios, alguien al que cualquiera podía encargarle sus asuntos por tener buenas relaciones con casi todos y ser bien recibido, por su personalidad, sus versos, su amena charla, en cualquier parte. Particularmente creo de Cervantes fue otro hombre de negocios por el mismo estilo y que ambos debieron coincidir como invitados en más de una mesa.               El 2 de Octubre de 1604, ante el Teniente de Corregidor, apareció don Nuño Colón y Portugal, gentilhombre de la boca de Su Magestad [Nuño Álvarez Pereira Colón y Portugal (1577-1626), IV Duque de Veragua], y dijo: “hoy dicho día había muerto y pasado de esta presente vida Fernando Meléndez[ii] de Cangas, vecino de la ciudad de Sevilla”, después de haber otorgado un testamento cerrado.             Declararon como testigos de la muerte Diego de Ribadeneira, criado del Licenciado Juan Pardo de Arenillas [del Consejo de Indias, murió en 1641], el propio Licenciado Pardo de Arenillas, y Juan de Ochayta, criado de don Nuño.             Tras la toma de testimonios se procedió a la apertura del mencionado testamento, cuyo tenor es el siguiente:   "En el nonbre de dios todopoderoso. yo Hernando Meléndez de Cangas, rresidente en esta çiudad de Valladolid corte de su magestad, [tachado: estante] y vecino de la ciudad de Sevilla, estando enfermo de la enfermedad que Nuestro Señor fue serbido de darme y en mi sano y entero juyçio, temiéndome de la muerte que es cosa común a toda criatura umana, creyendo como creo firmemente en el misterio de la Santísima Trinidad y todo lo que cree y confiesa la Santa Madre Yglesia, otorgo y conozco que a serviçio de Dios Nuestro Señor y de su bendita Madre, a quien e tenido y tengo por señora y abogada, y la suplico lo sea para que mi alma goçe de la eterna bien abenturança, hago y ordeno mi testamento en la forma siguiente:   . Primeramente mando el alma a Dios, que la crió, y el cuerpo a la tierra de que fue formada.   . Yten que quando Dios Nuestro Señor fuere servido de llebarme desta presente bida, mando que mi cuerpo se deposite en la perrochia en que al presente muriere, asta que se avise a la señora doña Catalina de Mata, mi hermana, para que, si fuere servida[iii], se traslade al monasterio de San Pablo de Sevilla, a la sepultura de nuestros padres, o adonde a ella le pareziere.   . Yten mando que para enterrar mi cuerpo no se lleve  más que la cruz de la perroquia y seis clérigos y que, el cuerpo presente, se me diga una misa cantada, con diácomo y subdiácono, y el ofiçio de difuntos como se acostumbra.   . Yten el dicho día se me digan veinte misas rrezadas por mi ánima, y si fuere sobre tarde se digan otro día siguiente[iv].   . Yten mando se me digan otras çien misas rreçadas donde a mis albaçeas les pareziere.   . Yten mando que un día, o dos después de mi falleçimiento, den de comer a seis pobres de la cárçel una olla de vaca y carnero[v] y pan y un cuartillo de vino a cada uno, porque rrueguen a Dios por mi ánima.   . Yten es mi boluntad que después de aber cumplido con lo que tengo hordenado, lo primero que se pague sean las partidas siguientes, que son algunas mandas del testamento de la señora Juana de Cangas, mi tía, que sea en gloria, de quien yo fui heredero, que se han dejado de cunplir por mi negligençia.               . a los presos de la cárcel de Sevilla doçe ducados.   . al hospital del Amor de Dios de la dicha çiudad diez y seis de veinte que se le mandaron, porque los quatro se dieron a Diego Hernández, que tenía poder de Juan Urtado, administrador que al presente hera del dicho hospital, como pareçe por su conoçimiento, que está entre mis papeles.               . al hospital de los desmaprados de la dicha çiudad seis ducados.               . a las niñas de la dotrina de la dicha çiudad un ducado.               . a los niños de la dotrina de la dicha çiudad otro ducado.   . de çincquenta ducados que se mandaron para cautibos, se dieron los veinte dellos al Doctor Diego Báez [administrador del hospital de bubas de Sevilla] como albazea que fue de la suso dicha, librados en el banco de Pedro Luis y Favio de Espinosa [Fabio Nelli de Espinosa, su palacio es hoy la sede del Museo de Valladolid] páguense los treynta que rrestan.               . a las mandas acostunbradas de la dicha çiudad, a cada una medio rreal.               . a la obra de sant Ilefonso de la dicha çiudad dos reales.   . esto asta aquí es lo que toca al testamento de mi tía, que es lo que se a de pagar ante todas cosas, después de lo qual, si tobiere de qué, se a de pagar lo siguiente:   . Yten mando que se paguen quatro çientos ducados a quien pareziere ser heredero de la señora doña María Ortiz de Guzmán, señora de la villa de Castilleja de Talara, muger que fue de don Sancho Maldonado, y si dentro de seys meses después de mi fallezimiento no pareziere justo heredero, mando que la dicha cantidad se diga de misas por el alma de la suso dicha y de su marido y de don Hernando de Saabedra [capitán que luchó con el duque de Alba en la guerra de Flandes], su cuñado, y de doña Mayor, su hermana.   . Yten declaro que devo a don Hernando Ponçe, hijo de Hernán Ponçe de León [participo en la conquista de América] y de doña Constança de Sarmiento, çiento y setenta ducados en dos partidas, la una de setenta y la otra de çiento [tachado: si ubiere de qué se le pague] a quien supplico me haga merced de perdonármelos, atento que sienpre fue su boluntad açerme merced dellos, y si su merced no fuere serbido de perdonármelos, mando que se los paguen aviendo de qué.   . Yten declaro que devo a don Alonso de Losmos quatro çientos rreales, mando que se paguen a sus herederos.   . Yten al capitán Pedro Desquibel [Pedro de Esquivel y Cabrera, casado con doña María Ana de Ávalos y Mendoza] devo çien reales, y ásele de dar una çédula del Rey en que le libra çiertos salarios, que se allará en un legajo de papeles que me dejó para que hiçiera que se los librasen.   . Yten declaro que [tachado: çierta persona] soy en cargo al señor duque de Arcos [Rodrigo Ponce de León y Suárez de Figueroa] mill y çien rreales, los quales supplico a su exçelencia sea servido de perdonármelos, atento la neçesidad con que muero y que no tengo de donde pagárselos.   . al hospital general que estava en Madrid, adonde quiera que estubiere[vi], un colchón, o veinte rreales por él.   . a Luis Vázquez de Alderete [José Luis Gonzalo Sánchez-Molero, “Mateo Vázquez de Leca, un secretario entre libros. 1. El escritorio”, Hispania, LXV/3, 221 (2005) 813-46, le muestra en Nápoles buscando presentes delicados por encargo]o a sus herederos, quatro escudos en oro que me prestó y hobra de quarenta rreales de libros, ase de descontar desto el balor de un libro de mano que le presté de la jornada de Arauco y de la Florida[vii], que en mi estimaçión balía más de çinquenta rreales.   . A Gonçalo Juárez, veçino de Guadalcanal, cuñado de don Rrodrigo de Çúñiga, natural de Sevilla, sesenta rreales que me prestó, así de pedir unas bulas de conposiçión asta en cantidad de çien mill maravedís, por no saber a quién se an de dar.   . a María Tenorio, hija de Miguel Díaz Tenorio, procurador que fue en la plaça de San Françisco de Sevilla, treynta ducados que le devo, que dirá della Pero Alvarez de Torres, escribano en la plaça de San Françisco, y si fuere muerta se den a sus herederos.   . al Licenciado Gaspar Ochoa de Villanueva [fue auditor general en la guerra de Portugal] o a sus herederos, que dirá el señor alcalde don Pedro Quierque de Salaçar, que son doçientos rreales que me prestó.   . a Alonso de Valer veinte y quatro y depositario de la çiudad de Granada, devo quarenta ducados por obligaçión de mayor quantía, enbiele por mano del señor alcalde Pérez Manuel veinte ducados y después de algunos días, estando en Madrid, bino un comisario de Granada por los quarenta ducados, y me conçerté con él por çien rreales que le dí, y me entregó al obligaçión, y porque a mi entender fue sin orden del dicho Alonso de Valer, mando que se le paguen los quarenta ducados sino quisiere rrezevir en quenta los çien rreales que yo di al executor y si los rreziviere la rresta.   . doçe rreales a Pedro de Mederos, de çiertas escrituras que hiço a çierta persona y por ser muerto se le digan de misas.   . a María de la Cruz, la de Villalobos, cuchillero a la Puerta Çerrada de Madrid, setenta rreales, y porque es muerta a sus herederos.   . a Beatriz Cassada, mujer de Francisco Sánchez, en Valladolid, a la entrada de la calle de Renedo, se le den ocho rreales por mano de un rrelijioso, o saçerdote, sin que sepa quién ni porqué se le dan.   . a Juan [Bautista] de Montoya se le de lo que él dijere que le devo, es mercader de libros veçino de Madrid.   . Francisco López, mercader de libros en la dicha villa de Madrid, me deve, de rresto de quentas de dos mill rreales que entraron en su poder míos, tresçientos rreales más o menos, lo que él en su conçiençia dijere.   . Julián de Lorca, natural de Quenca, que residió mucho tiempo en Sevilla y en Madrid, me deve dos mill ducados, cuyos rrecados están entre mis papeles y porque de tres obligaziones que son falta la una, que es por mal rrecado, mando que se saque la que falta, que pasaron ante Rruy Gómez, escrivano público de Sevilla a más de treynta y çinco o treynta y seis años, como de las que están ay constará, que fueron todas en un día y por que el dicho Julián de Lorca hiço çesión de bienes en la cárçel de Sevilla, y estándola açiendo cobró mucha cantidad de dineros míos de un Gaspar de Figueroa, veçino de Cáçeres, y así mismo, estando en la dicha cárçel presso açiendo la dicha çesión, hiço conpañía con Marcos Manuel, sobrino suyo, y le dió quatroçientos ducados y lo enbió a las Yndias, y aviendo benido dellas y le pedí en Sevilla, pidiéndole que me diese quenta de la dicha conpañía, y el algo que la avía dado a Gaspar de Lorca, hijo del dicho Julián de Lorca, por poderes que tubo suyos en Lima y presentó e finiquito que le dió el dió el dicho Gaspar de Lorca por birtud del dicho poder, y cómo avía rrezevido mill y quinientos pesos, con lo qual lo mandaron soltar, y por que en efecto él está obligado a dar quenta de la dicha conpañía y el dicho Gaspar de Lorca del dinero que rezivió del, mando que se procure cobrar de qualquiera dellos, o de sus herederos, asta la cantidad que me devía su parte, que las dichas dos escrituras de conpañía de Marcos Manuel y el finiquito de Gaspar de Lorca se allarán entre mis papeles en el pleyto de çesión de bienes quel dicho Julián de Lorca yço en Sevilla, por los quales se le puede pedir.   . demás desto mando que se pague a doña Catalina de Guevara [mujer de don Íñigo de Guevara, conde de Oñate] rresidente en Valladolid, un colchón y una almoada y una alfonbrilla que me prestó para que biniese en el coche una bez que fuí a Medina desde este lugar, que me hurtó Quiroga, mi criado, con otras cosas, a ella mando que se le pague y que del se cobre si pudiere ser.   . mando que se cobren de don Garçía de Arguijo ziento y ocho rreales que le e prestado.   . Yten declaro que quando salí de Madrid dejé mi rropa en casa de Pedro de Rrojas, donde avía posado, para que me la guardasen él y su mujer Elena de la Vega, y porque me mirasen por ella les pagué el aposento y les dejé la llave del, para que se sirbiesen del, y entre las otras cosas que dejé un cofre lleno de mis bestidos y de algunos libros y papeles curiosos, y me traje la llabe del, dejando horden a Francisco López, librero, que me lo ynbiase a Medina[viii], o a Valladolid, donde quiera que estubiese, y por que se tardó en açerlo, saviendo que Juan de Montoya benía, le ynbié horden para que cobrase la rropa de casa de Rrojas y la llevase a su casa y me trajese el cofre, y quando fue por ella alló el dicho cofre en que avían quedado mis bestidos, que yo dejé çerrado y traydome la llave del, avierto y casi baçío, por que avían sacado todo lo que hera de alguna ynportançia, mando que se procure cobrar de Rrojas todo lo me faltó, que es lo contenido en un memorial que está en un legajuelo de cartas.   . en casa del dicho Juan de Montoya mercader de libros, está alguna poquilla de rropa mía y çiertos libros en un cofre que está lleno dellos, si Dios despusiere de mí, quiero que todo aquello, así como está, sin que se llegue a ello, a lo menos los libros y los papeles, se entreguen a mi heredero.   . Yten digo que el señor don Nuño de Portugal save muy bien con el amor y boluntad que yo e acudido a sus negoçios en onçe años continos, no solamente en el pleyto de Beragua, que es negoçio de tanta ynportançia y calidad, como es notorio, así estando la Corte en Madrid como después que bino a esta çiudad de Valladolid, asistiendo con los letrados del dicho señor don Nuño para que alegasen y escribiesen en derecho, buscando personas eminentes en letras y opinión, que biesen lo escrito por los abogados y añadiesen y rrecopilasen, y para esto fui a diferentes çiudades destos rreynos donde rresidían las personas que bieron las ynformaçiones y las rrecopilaron, que fue ocupaçión de mucho tienpo y gran cuydado y travajo, y aviéndome quedado en la villa de Madrid quando la Corte se [tachado: quedó] mudó, a ynstançia del señor son Nuño bine a esta çiudad a la soliçitud del dicho negoçio, y aunque estava con algunos achaques e indisposiçiones, con toso esto me pidió que bolviese a Madrid, y lo hiçe y desde allí bolví a Medina del Campo en el rrigor del ynbierno, aunque estava con terçianas, por escrevirme que le yba el negoçio en que los letrados escribiesen, como lo hiçe, tiniendo consideraçión a la mucha dilijençia que yo puse en ello, y por la mucha amistad que yo tenía con algunos dellos, los quales, sin salir yo de Medina del Campo, acavaron descrevir y le ynbié las ynformaçiones, y sabe muy bien las fineças grandes que yo he hecho en sus cosas, sin entender y ocuparme en más que acudirle así en esto como en otras cosas y negoçios que en el discurso deste tipo se le an ofrezido, que an sido de mucha ynportançia, sin aber rrezebido de su merçed gratificaçión ninguna, sino sienpre a mi costa y aun para lo que a sido gastos del negoçio muy tasadamente que según mis quentas entiendo que e puesto muchos dineros, por que aunque me a dado algunos maravedís, los a buelto a pedir para el gasto ordinario de su casa y para otros negoçios estraordinarios, como pareçerá por mis quentas, a que me rrefiero, y de una çédula de mill ducados que me ynbió de Sevilla a el banco de Villamor los bolvió a sacar su merçed de mi parte para su menester, por un billete suyo escrito a Jerónimo Osorio, secretario que es del Yllustrísimo señor cardenal de Toledo, que está en un legajo que diçe don Nuño de Portugal, y desto todo que aquí digo y de las promesas que su merçed me a hecho están bivas cartas y papeles que en diferentes tienpos me escribió, aunque le tengo por tan gran caballero que tendrá en la memoria todo esto, sin que sea neçesario refrescársela con los dichos papeles, y bien sabe el señor don Nuño la calidad de mi persona y la estimaçión que della açía el señor don Alvaro de Portugal, su padre, conde de Gelves, y que Su Magestad me a ocupado en cosas ynportantes a su serviçio, y que todo esto lo pospuse y dejé por entender que le podía yo ayudar y ser de probecho en la soliçitud del dicho pleyto, rreconoçiendo sienpre la merçed que me hiço el dicho señor don Alvaro, su padre, y en consideraçión desto hiçe más caudal del premio que avían de tener mis serviçios y ocupaçiones, que no de que se me señalase cosa çierta cada año para mi entretenimiento, y ansí le supplico que considerando la neçesidad con que muero y que no dejo açienda ninguna, aun para poder cunplir con mi entierro, tenga por bien de pagar las deudas que dejo y los gastos que se hiçieren en mi enterramiento, misas y sufrajios que se an de açer por mi ánima, y en cumpliendo las mandas que dejo y que sobre lo que esto montare, de a mi heredero cumplimiento de dos mill ducados, por que puesto casso que la gratificaçión de honçe años que yo me he ocupado en la soliçitud destos negoçios, sin entender en otros, mereçe en justiçia y conçiencia mucha mayor rreconpensa; pero mi yntençión y boluntad es que cunpliendo el señor don Nuño lo que aquí le pido y suplico dentro de dos meses después de mi fallezimiento, o como se acordare y conçertare con mis albaçeas, que para todo les doy facultad y poder, así en el tienpo como en la cantidad, y no se le mueba pleyto a mi heredero sobre la dicha gratificaçión, premio y rrecompensa. . Yten declaro que si el dicho señor don Nuño no tubiere por bien de cumplir lo de suso contenido, sin dar lugar a que sobre ello aya pleito ni diferençia, que yo deseo se escuse por todas bías, que en tal caso, por que mis confesores me an puesto en conçiencia que tengo obligaçión de pedir por justiçia deuda tan devida para satisfaçer a mis acreedores y para que se cunpla mi testamento, y para otros buenos efetos, quiero que mi heredero y mis acreedores, cada uno por lo que le tocare, puedan poner en justiçia esta pretensión que tengo contra el señor don Nuño y pedir que sea condenado por todo rrigor de derecho, a que pague y satisfaga lo que me devía por la soliçitud de los dichos onçe años, según la calidad de mi persona y de los negoçios en que me ocupé, de lo qual podrán ser testigos los señores conde de Baylén, alcalde Olmedilla, alcalde don Pedro Querque de Salazar [Quierque de Salazar, en 1604 era alcalde de la casa real de El Pardo], el Doctor don Juan Beltrán de Guevara, don García de Sotomayor, el Licenciado La Corte, del Consejo de Su Magestad en la Real Chancillería de Valladolid, el Doctor Matute, el Licenciado Diego Pardo y el Licenciado Juan Pardo, su hijo, el Licenciado Pisa de Avila, los Licenciados Marcial González y Becerra, Jerónimo Osorio Quijada, secretario del Illustrísimo de Toledo, Martín de Herrera, capellán de los Rreyes nuevos de la dicha çiudad, el sargento mayor Lázaro Luis Liranzo [composiciones en el Romancero de Padilla (1583); Cancionero de López Maldonado (1586); Peregrino indiano de Saavedra (1599); Milicia de Vargas Machuca (1599); Grandezas de la espada de Pacheco de Narváez (1600)], el capitán Domingo de Nicaurega, don Hernando de Anasco [Fernando deAñasco y Ponce de León, capitán del duque de Alba], Pedro de San Martín Balderrama, Bernardino de Escalante, administrador del hospital del cardenal de Sevilla [y autor de varias obras, entre ellas Diálogos de arte militar], Cristóbal de Valderrama, Sancho de las Cuevas, criado del conde de Baylén, Juan de Montoya y Francisco López, mercaderes de libros veçinos de Madrid, Pedro Marañón, que está en casa del dicho Francisco López, Luis Sánchez, impresor, y su hermano y otros ofiçiales de su casa, Jusepe Bidarte, librero en Valladolid, Gaspar de Figueroa, sobrino del señor Doctor don Juan Beltrán de Guevara, Martín de Cuevas Maldonado, agente de la yglesia de Avila, Jerónimo de Palaçios, criado del dicho señor don Juan Beltrán, el Doctor Camargo, canónigo de Avila, Tomás de Aguilera, criado de Su Magestad. . Yten declaro que yo tengo en mi poder un libro de mano de cartas que Gutierre López de Padilla [Juan Boscán le dedica estos versos: No tengo de fiar más / en hombres blandos y tristes / ¿qué os prometió Satanás, / cuando dél así os vencistes? / Errastes lo que hezistes: / no digo que fue el errar / que errásedes el bailar] escribió al rrey don Felipe segundo estando en Flandes y a Rruy Gómez de Silva y a don Bernardino de Mendoça, el qual me prestó el secretario Mateo Vázquez siéndolo del señor Cardenal Espinosa[ix], y el dicho secretario me dijo que Su Magestad del rrey don Felipe se le avía dado al dicho Cardenal para que le guardase entre otros papeles, es mi boluntad que el dicho libro se entregue a Su Magestad, o a quien Su Magestad hordenare. . Yten declaro que el Licenciado Calderón de Mena, del Consejo del Duque de Osuna, tío del señor don Francisco Mena de Barrionuevo, del Consejo de Su Magestad, me enbió un libro para que le sacase prebilejio para ynprimille, es mi boluntad que el dicho libro se entregue al dicho señor don Francisco Mena, para que su merçed le ynbie a las hijas del dicho Licenciado Calderón de Mena. . Yten declaro que yo tengo en mi poder de la señora doña Catalina de Mata, mi hermana, las cosas siguientes: . quatro camisas de holanda, las dos con cuellos pegados y dos con cuellos postiços, labradas alrrededor.             . dos sávanas de lienço cassero.             . tres sávanas de holanda.             . quatro almoadas y un açerico labradas.             . çinco toallas, las quatro labradas y la otra llana.             . dos lienços de nariçes guarnezidos.             . dos tocadores. es mi boluntad que las dichas cosas se le buelvan y entreguen a la dicha mi hermana, y de más de lo suso dicho se le pague dos cajas, de açaar la una y otra çidra, y una sera de pasas y un barril de alcaparras que le ynbié a pedir me ynbiase de Málaga por mi quenta. . Yten declaro que yo e tenido algunas quentas con el señor conde de Baylén y aunque entiendo que ay poca diferençia, si acaso ay alguna, supplico a su señoría se sirva de rremitírmelo a quenta de otras muchas merçedes que su señoría me a hecho. . Yten declaro que yo tengo en mi serviçio a Mari Sánchez, la qual está conçertada a catorçe reales cada mes, mando que se le pague lo que ubiere estado en mi serviçio a la dicha rraçón, descontandosele lo que ubiere rrezevido. . Yten declaro, que al Liçenciado Rivero, rrelator de la Chançillería de Valladolid, le dejé quarenta rreales para que me conprase niñerías y no me las a ynbiado, mando se cobren del. . Yten mando que se cobren de Florín archero[x] treynta y seis rreales que me quedó deviendo de lo que le di adelantado quando posé en su cassa. . Yten declaro que en la posada en que al presente estoy tengo dados çinco ducados a quenta del alquiler, como constará de la escritura, que dirá ante quién pasó Cristóbal de Noguera, mando que conforme a la dicha escriptura se haga la quenta. . Yten declaro que yo tengo en mi poder un libro que se intitula Consejos y Consejeros de Federico Furio Çeriol, que es del Licenciado Solís, y está otro mio en su poder que se yntitula El príncipe cristiano del padre rribadeneyra, de la primera ynpresión, y quatro rreales menos quartillo que pagué por él a Françisco Rrobles de un Arte que tomó fiado de su tienda, es mi boluntad que bolviendo el dicho Liçenciado el libro y los quatro rreales se le buelva el suyo, y en caso que no lo haga, que el dicho libro se de al señor don Juan Beltrán de Guevara, del Consejo de Su Magestad en la Real Chançillería de Valladolid. . Yten declaro que soy en cargo a Rodrigo Ynfante de Olivares, vecino de Sevilla, un Ariosto de los grandes ystoriado, es mi boluntad que se sepa el prezio que podía baler el dicho libro y se le de a él o a sus herederos".                Finaliza el testamento con el nombramiento de los testamentarios: Licenciado Juan Pardo de Arenillas, Licenciado Francisco de Pisa de Avila, doña Catalina de Mata, su hermana, y Juan de Cangas, su sobrino. Unica heredera su hermana[xi], viuda del capitán Tomás de Cangas, vecino de Málaga. Firmado en Valladolid el 22 de Octubre de 1604.                Todavía tuvo tiempo de dictar un codicilio el mismo día, declarando que don Nuño se había obligado con él, en el mismo lecho de muerte, por los dos mil ducados que consideraba merecer. Don Nuño ganó así el premio de ser nombrado testamentario principal.             Considerando que, pese a los dos mil ducados, quizás no iba a dejar bienes suficientes para cumplir las mandas, anuló el "yten" que donaba papeles y libros al sobrino, dejándole unicamente los "papeles". Los libros se añadieron a la almoneda, para acudir con su importe al servicio del alma de Cangas.             Hernando murió y el 2 de Noviembre de 1604. Diez días después de firmar el testamento, se procedió a hacer inventario de sus bienes, tanto de los existentes en Valladolid, en los aposentos que había alquilado en la calle del Moral, como de los dejados en Madrid.             Se comenzó por los "papeles", la mayor parte de ellos tocantes a negocios de don Nuño, aunque con algunas intromisiones interesantes:  
  1. . "algunos borradores y quadernos de coplas[xii]"
  2. . "yten un legajo en que avía beynte y ocho cuerpos de libros en papel de Garçilaso con el comento del maestro Sánchez"[xiii].
  3. . "yten otro legaxo de cartas misivas"
  4. . "yten otro libro de mano pequeñuelo en otavilla, viejo, de coplas de mano".
  5. . "otro libro de mano de poesías"
  6. . "otro legajuelo titulado conçejo y conçejeros de Fadrique Furio Çerios"[xiv].
              Dejando a un lado las ropas y otros ajuares, que nos hacen imaginar como vestía - herreruelo, ropilla y calzones verdes, capa parda, una ropilla negra, polainas, borceguíes y chinelas -, lo más interesante son sus libros, los que tenía junto a su cama en Valladolid y los que había dejado depositados en Madrid.               Los libros que tenía a la mano en Valladolid eran:  
  1. "dos libritos de Garçilasso enquadernados en pergamino a la ytaliana".
  2. "otro Garçilasso con un comento de Hernando de Herrera"[xv].
  3. "un discurso de estado para el negoçio de Baylén"[xvi].
  4. "ottro como este"
  5. "ottros dos destos"
  6. "el cortesano traduçido en castellano pequeñuelo"[xvii].
  7. "alegacçión en derecho en el negoçio de Baylén, son dos destos".
  8. "lustradas (sic) de camoes en portugués".
  9. "arcadia de Sanaçaro"[xviii].
  10. "un librillo titulado acussaçiones yn berien"[xix].
  11. "epístolas de Guebara en primera y segunda pieça en un cuerpo"[xx].
  12. "diversas rimas de Espinel pequeñuelo"[xxi].
  13. "metamorfoseos de ovidio en ytaliano".
  14. "confessonario de Bitoria"[xxii].
  15. "oras de recracib. de guchardino"[xxiii].        
  16. "yten tres libros de Garçilasso". La rectificación del testamento y la anulación de la donación hecha a su sobrino son providenciales para saber del resto de la biblioteca de Hernando. El 3 de Mayo de 1605 llegaron los dos cofres que había dejado en Madrid, en casa del librero Juan de Montoya, los cuales contenían.  
  17. "primeramente un libro de mano yntitulado yndiçes adbocatorum autor el Liçenciado Zarde de Ron de marca de pliego"[xxiv].
  18. "yten un libro[xxv] que se yntitula de todas las cartas que Gutierre López de Padilla escrivió a Su Magestad y al conde de Merito el año de cinquenta y seis y cinquenta y siete".
  19. "yten la istoria de la fundaçión y discurso de la provinçia de Santo Domingo de la orden de predicadores"[xxvi].
  20. "corónica del rrey don Pedro hijo del rrey don Alonso"[xxvii].
  21. "corónica del rrey don Alonso el onçeno"[xxviii].
  22. "corónica del enperador don Alonso el séptimo"[xxix].
  23. "çéssares de pedro mexía"[xxx].
  24. "primera y segunda de Paulo Jovio"[xxxi].   
  25. "el perfeto capitán duplicado"[xxxii].
  26. “corónica del rreyno de Nápoles"[xxxiii].
  27. "historia del gran capitán duplicado"[xxxiv].
  28. "corónica del rrey don Juan el segundo de Portugal".
  29. "nobleça de landaluçía por Argote de Molina"[xxxv].
  30. "corónica del rrey don Juan el segundo de Castilla"[xxxvi]
  31. "refranes de malara"[xxxvii].
  32. "Juan de Mena de mano glosado".
  33. "epístolas y evangelios en romançe"[xxxviii].
  34. "monarchía despaña"[xxxix].
  35. "grandeças de Sevilla"[xl].
  36. "primera parte del flor santorum de Rivadeneyra"[xli].
  37. "discursos de varia historia"[xlii].
  38. "santos despaña por fray Juan de Marieta"[xliii].
  39. "un misal".
  40. "compendio historial de Çamalloa en tres cuerpos, uno enquadernado en cartón negro y los dos en pergamino"[xliv].
  41. "la amadigi del tasso"[xlv].
  42. "consejos del dobrandino, un cuerpo"[xlvi].
  43. "los ocho libros de la rrepública de Aristotiles traduçidos en castellano por Simón Abril"[xlvii].
  44. "elegançias de Antonio de Lebrija"[xlviii].
  45. "nobleça despaña por Guardiola"[xlix].
  46. "lógica del dotor Abrill"[l].
  47. "quatro ynformaçiones en derecho en latín enquadernadas".
  48. "un libro de coplas de mano en quartilla".
  49. "historia de Antonio de Errera de lo suçedo en Françia duplicada"[li].
  50. "Orlando el furiosso en castellano"[lii].
  51. "bocabulario toscano"[liii].
  52. "historia de los dos Religiosos ynfantes de Portugal"[liv].
  53. "un libro enquadernado en becerro negro titulado plática conpendiossa artis Reymundi"[lv].
  54. "historia de nuestra señora de Guadalupe"[lvi].
  55. "plinio en romance"[lvii].
  56. "primera parte de Arauco domada por Pedro de Oña"[lviii].
  57. "historia de los jarefes"[lix].
  58. "discursos del credo"[lx].
  59. "miliçia y escriçion de las Yndias por don Bernardo de Bargas Machuca"[lxi].
  60. "conquista de la terçera por el Liçençiado Cristóbal Mosquera de Figueroa"[lxii].
  61. "cançionero de Maldonado"[lxiii].
  62. "retórica en lengua castellana"[lxiv].
  63. "Petrarca en romançe los sonetos y cançiones"[lxv].
  64. un libro de mano de coplas en tablas negras".
  65. "otro de lo mismo en pergamino".
  66. "un librillo titulado algunas obras de Bernardo de Herrera"[lxvi].
  67. "otro librillo de mano de coplas".
  68. "otro librillo delgado titulado declarado de las treynta pieças de tapiçería"[lxvii].
  69. "discursos sobre la forma de rediçir la diçiplina militar por don Sancho de Lubio"[lxviii].
  70. "primera parte de las sentençias de diversos autores"[lxix].
  71. "un libro biejo titulado la primera parte de las novelas de Bocaçio en ytaliano".
  72. "otro libro yntitulado bocabulario de las dos lenguas toscana y castellana"[lxx].
  73. "un librillo delgado titulado apuntamiento de como se deven reformar las dotrinas"[lxxi].
  74. "otro titulado acusaçiones in berre"[lxxii].
  75. "manual de Navarro en romançe en cartón colorado"[lxxiii].
  76. "historia de la China"[lxxiv].
  77. "Terençio con latín y romançe por Simón Abrill"[lxxv].
  78. "primera y segunda y terçera parte de la auracana en un cuerpo, cartones negros"[lxxvi].
  79. "los quatro libros de Amadís de Gaulo en latín en un cuerpo".
  80. "comentarios de Çésar en romançe"[lxxvii].
  81. "mercado de peste"[lxxviii].
  82. "arcadia de Lope de Vega"[lxxix].
  83. "apoteças de Rufo"[lxxx].
  84. "ynterpretaçión en bersos latinos sobre los çinquenta salmos"[lxxxi].
  85. "un libro viejo titulado Juanes Toban en berso latino"[lxxxii]. 
  86. "guerras de Malta"[lxxxiii].
  87. "esprimentos de mediçina"[lxxxiv].
  88. "un librillo pequeño de tablas negras titulado el parriçidio de soltan en latín"[lxxxv].                        
  89. "lunario perpetuo"[lxxxvi].
  90. "romançero primero y segunda parte".
  91. "romançero quarta y quinta, sexta parte, sétima, otava y novena".
  92. "un librico muy pequeño titulado paz del alma"[lxxxvii].
  93. "el momo"[lxxxviii].
  94. "esprimentos de mediçina"[lxxxix].
  95. "secretos de naturaleça"[xc].
  96. "Alfaro de peste"[xci].
  97. "manual de salud contra la gota"[xcii].
  98. "Petrarca en ytaliano con acotaçiones".
  99. "teatro del mundo de Pedro Bovispán"[xciii].
  100. "discurso de corrimientos y enfermedades"[xciv].
  101. "las bodas del Rey don Phelipe terçero".
  102. "las obras de Boscán y algunas de Garçilasso de la Vega"[xcv].
  103. "otros dos Alfaros de peste"[xcvi].
  104. "ynstituçión de la Academia Real".
  105. "arte jeneral para todas las çiençias recopilada por el arte mano de Rreymundo"[xcvii].
  106. "san Yssidro de Madrid por Lope de Vega"[xcviii].
  107. "jardín de flores"[xcix].
  108. "san Juan de Clímaco"[c].
  109. "el Dante en ytaliano".
  110. "el cortesano en ytaliano".
  111. "libro de fisionomía natural y varios secretos de naturaleça"[ci].
  112. "comedias del adiosta"
  113. "epístolas de Orive en latín".
  114. "selva de aventuras del capitán Gerónimo de Contreras"[cii].
  115. "la gramática griega en castellano por Simón Abrill"[ciii].
  116. "Orlando furioso pequeñito en ytaliano".
  117. "diálogos de ynpressas militares"[civ].
  118. "el patrañuelo"[cv].
  119. "lunario perpétuo"[cvi].
  120. “el peregrino de Marco Saco en latín".
  121. "un librillo pequeño sobre la peste de Sevilla"[cvii].
  122. "prinçipios de jometría".
  123. "tulio de ofiçis in pergamino"[cviii].
  124. "un librico yntitulado Serafino"[cix].
  125. "un librillo ytaliano de las cosas maravillosas de Rroma"[cx].
  126. "otro librillo de la paz del alma"[cxi].
  127. "otro librillo cataçismo"[cxii].
  128. "gramáyica de la lengua bulgar"[cxiii].
  129. "regimiento curativo de pestilençia".
  130. "unos quadernillos pequeñitos que son honçe de las entradas de Su Magestad en algunas çiudades"[cxiv].
  131. "tomás moro de Fernando de Herrera duplicado, es un quadernico pequeño y otro de mano"[cxv].
  132. "cinco ynformaçiones en derecho de don Pedro Ponce conde de Baylén, enquadernadas en pergamino".
  133. “discurso en materia destado sobre el negoçio del conde de Baylén, son quarenta y dos cuerpos enquadernados en otava".
  134. "yntruçión para enseñar a ler y escrivir que está por enquadernar"[cxvi].
  135. "enblemas de Hernando de Soto"[cxvii].
  136. "un libro [tachado: de mano] en papel de la montería"[cxviii].
  137. "otro libro en papel glossa de moral sentido"[cxix].
  138. "otro en papel libro contra enfermedades quantaxiosas"[cxx].
  139. "otro libro en papel de Simón Abrill".
  140. "otro libro en papel titulado dusçientas preguntas con sus respuestas"[cxxi].
  141. "un libro de mano titulado la segunda parte de la filosofía moral de Simón Abrill"[cxxii].             LEGAJOS DE PAPELES.   . "legajo quarto yntitulado cartas de pago de algunas cosas             mías y axenas".             . "legajo quinto sermones funerales y otras cosas".             . "legaxo quinto yntitulado Castilla Madrid". . "legaxo séptimo yntitulado universal rredençión y momo en romançe, digo que no es más del libro del momo en papel".             . "legaxo otavo yntitulado autos de Xil Vicente y poesías".             . "legaxo nono poesía para açer tabla".             . "legaxo otavo cartas y algunos discursos".             . "legaxo doçe yntitulado sin título".             . "legajo beynte y siete Flandes y Alemania"[cxxiii].             . "tabla treçe".             . "legaxo catorçe yntitulado baria poesía".             . "legaxo quinçe repartimiento de Sevilla hecho por el rey don Alonso el savio". . "legaxo diez y siete yntitulado cosas de latín para trasladar" [trabajos pendientes de traducción].             . "tabla diez y ocho yntitulado propios".             . "tabla veinte y çinco yntitulado Portugal y Aragón".             . "tabla beynte y tres Sevilla y toda andaluçía y las Yndias".             . "legaxo beynte y seis yntitulado Ytalia Françia Ynglatera".             . "tabla veinte y ocho yntitulado curiosas".             . "legajo beinte y nueve yntitulado meleçinas".             . "legajo veynte y uno".             . "legaxo diez y seis yntitulado los çien romançes de Vizcaya".             . "letra de Francisco Lucas y Juan Saravia un quadernillo".             . "un quaderno de cartas yntitulado Sevilla ocho de            Hebrero".             . "un proçeso que diçe don Cristóbal de Moscoso".             . "otro proçeso yntitulado Guebara canónigo de Avila".             . "otro como proçeso yntitulado Juan Alonso".             . "otro legajuelo titulado moriscos de Osuna".             . "un libro de mano que tiene por principio Pasamonte".             . "otro legajuelo titulado Juan Sánchez".                                     Baeza Montoya y Cangas. Poesía y pobreza.               Baeza y Cangas comparten características comunes, son, en alguna forma, vidas paralelas.             Son criados de un señor, paniaguados de una gran casa, a un tiempo útiles - Baeza es capellán y Cangas hombre de negocios, como Cosme de Aldana "entretenido en el estado de Milán, cerca de la persona del Gobernador del", o como Francisco de Enciso Zárate, autor del Florambel de Lucea, secretario del marqués de Astorga - y a un tiempo parte del aparato de entretenimiento.             Cada noble, cada gran señor, formaba su propia "corte artística". En los libros de cuentas del conde de Lemos, entre 1571 y 1574, figuran partidas de maravedís pagados a Jerónimo de Torres "por unos madrigales que sacó", a Antonio Alvarez, músico de vihuela, por dos camisas, y "a Bermúdez por un vestido de morisco". El obispo don Juan Manuel, en 1583, recibe cuentas "de una cítola para que tañese un paje", "de unos ingleses músicos que tañeron y voltearon en casa de su señoría", de "unos que jugaron el pasa pasa ante su señoría", "a los flamencos en tres veces que vinieron a tañer y voltear cuando vino Juan de Soto, e hicieron la fiesta en casa" ...             El hombre del Siglo de Oro no sabía estar solo, necesitaba rodearse de continuo de gente. Los poetas proporcionaban ratos agradables. Se les exigía ser grandes conversadores, saber de todo un poco y de lo entretenido un poco más: la biblioteca de Cangas es muy cortesana, tan "profesional" en este sentido como la de un abogado o un teólogo; su herramienta de trabajo.             Todo era apariencia en ellos: brillantez de palabra e incluso de vestidos, privilegio de codearse con grandes y reyes, admiración y fama, pero nunca dejaron de ser criados en una época en que los señores pagaban mal a todo el mundo; los señores eran todavía más que ellos apariencia, buena amistad y deudas.             Lo transcrito más arriba es una muestra perfecta de dicho estado de cosas. Ni Baeza ni Cangas tuvieron nunca los dineros precisos para solicitar licencia de impresión para sus libros. Fueron pobres en medio de los ricos, y por ello el tiempo ha destruido sus cuartillas, dejándonos, en el mejor de los casos, el escueto título de sus obras.   Personas citadas:   Tomás de Aguilera, criado de Su Magestad Juan Alonso Pero Alvarez de Torres don Hernando de Añasco don Garçía de Arguijo Doctor Diego Báez Licenciado Becerra Doctor don Juan Beltrán de Guevara Jusepe Bidarte, librero Licenciado Calderón de Mena Doctor Camargo Juana de Cangas don Nuño Colón y Portugal conde de Bailén Sancho de las Cuevas Martín de Cuevas Maldonado duque de Arcos Miguel Díaz Tenorio Bernardino de Escalante Cardenal Espinosa Pedro Esquivel Gaspar de Figueroa Ruy Gómez de Silva Licenciado Marcial González Catalina de Guevara Guevara canónigo de Avila Diego Hernández Martín de Herrera, capellán Juan Hurtado Gonzalo Juárez Licenciado La Corte Lázaro Luis Liranzo / Iranzo Francisco López Gutierre López de Padilla Gaspar de Lorca Julián de Lorca don Alonso de Losmos Francisco Lucas Pedro Luis don Sancho Maldonado Marcos Manuel Pérez Manuel Pedro Marañón Catalina de Mata Doctor Matute Pedro de Mederos don Francisco Mena de Barrionuevo Juan Bautistade Montoya don Cristóbal de Moscoso Fabio Nelli de Espinosa Domingo de Nicaurega Juan de Ochayta Licenciado Gaspar Ochoa de Villanueva alcalde Olmedilla María Ortiz de Guzmán Jerónimo Osorio Quijada Jerónimo de Palaçios Licenciado Diego Pardo Licenciado Juan Pardo de Arenillas Pasamonte Licenciado Pisa de Avila don Hernando Ponçe Hernán Ponçe de León don Alvaro de Portugal don Pedro Quierque de Salazar Diego de Ribadeneira Liçenciado Ribero Pedro de Rojas don Hernando de Saavedra Pedro de San Martín Valderrama Juan Sánchez Luis Sánchez, impresor Juan Sarabia Constanza de Sarmiento Licenciado Solís don García de Sotomayor María Tenorio Cristóbal de Valderrama Alonso de Valer secretario Mateo Vázquez Luis Vázquez de Alderete Gil Vicente Rodrigo de Zúñiga                 .  


[i]. Sevilla 1922, tres volúmenes.
[ii]. Este apellido le hace indudable oriundo de Asturias.
[iii]. Señal de que vivía escaso de recursos, ya que traslada la posibilidad a su hermana.
[iv]. Por la tarde iba menos gente a misa, podía esperarse que en las misas dichas por la mañana hubiera más oraciones por el difunto al mismo precio - "se ruega una oración por el alma del difunto" - de ahí la clausula.
[v]. Hemos revisado docenas de testamentos y esta es una clausula extravagante, seguramente recuerdo de una temporada en la cárcel.
[vi]. Hernando dicta el testamento en unos años en que, por fin, se ha llevado a cabo en España la "reducción" de Cofradías y Hospitales antiguos, uniendo todas sus rentas para el servicio de un único - en teoría - establecimiento llamado "Hospital General".
[vii]. El subrayado es nuestro.
[viii]. En estos tiempor la Real Audiencia se había trasladado a Medina del Campo y Hernando, por lo que se ve, era lo que se decía un "hombre de negocios" ante la Chancillería.
[ix]. Diego de Espinosa (1502-1572), nombrado Cardenal en 1568.
[x]. Arquero de la Guarda de S.M.
[xi]. Hermana era entonces sinómino de cuñada.
[xii]. En lo sucesivo hacemos resaltar la presencia de manuscritos, libros y cuadernos "de mano", con negrita.
[xiii].Obras del excelente Poeta Garci Lasso de la Vega. Con Anotaciones y enmiendas del Maestro Francisco Sánchez ..., Francisco Sánchez era catedrático de Retórica de la Universidad de Salamanca y consiguió licencia de impresión el 22 de Febrero de 1588.
[xiv]. Mencionado en el testamento. Se trata del original de Federico Furió y Ceriol, El consejo y consejeros del Príncipe, editado en Amberes en 1559.
[xv].Obras de Garci Lasso de la Vega, con anotaçiones de Fernando de Herrera ..., Sevilla, Alonso de la Barrera 1580.
[xvi]. Una información en derecho para uno de los pleitos que llevaba ante la Chancillería. Era común hacerlas imprimir, desgraciadamente se han perdido casi todas. Como se verá a continuación, no era la única que tenía.
[xvii]. Una de las múltiples ediciones de la traducción de Boscán.
[xviii]. Múltiples ediciones.
[xix]. Pedro Simón Abril, Accusationes in C. verem liber primus, qui divinatio dicitur oratio quarta ..., Zaragoza, Pedro Sánchez Ezpeleta 1574.
[xx]. Antonio de Guevara, Epístolas familares, múltiples.
[xxi]. Vicente Espinel, Diversas rimas ... con el Arte Poética, Madrid, Por Luis Sánchez, véndese en casa de Iuan de Montoya, 1591.
[xxii]. Francisco de Vitoria, Confessionario muy útil y provechoso, la primera edición de Amberes 1558.
[xxiii]. Se trata de la traducción que el librero Vicente de Millis hizo de la obra de Ludovico Guicciardini, Horas de recreación, Bilbao, Marés 1586.
[xxiv]. Está escrito así, ¿ podría ser Calderón ?.
[xxv]. Citado en el testamento.
[xxvi]. Hernando del Castillo, Primera parte de la Historia General de Sancto Domingo, y de su orden de Predicadores, primera edición Madrid, F. Sánchez 1584.
[xxvii]. Pedro López de Ayala, Corónica del rey don Pedro de Castilla, la primera en Sevilla, 1495.
[xxviii]. La primera en Valladolid, por Sebastían Martínez, en 1551.
[xxix]. Por Prudencio de Sandoval, Crónica del ínclito emperador de España D. Alonso VII; vallisoletano, fue Cronista Real.
[xxx]. Primera edición de 1545.
[xxxi]. Paolo Giovio, Historia general o Libro de las historias, varios.
[xxxii]. Diego de Alava y Viamont, El perfecto Capitán, instruido en la disciplina Militar y nueva ciencia de la Artillería, Madrid, Madrigal 1590.
[xxxiii].Crónica llamada de las dos Conquistas del Reyno de Nápoles, Zaragoza, Agustín Milla 1559.
[xxxiv]. Paolo Giovio, La vida y chrónica de Gonçalo Hernández de Córdova, llamado por sobrenombre el Gran Capitán, primera edición Zaragoza, Nájera 1553.
[xxxv]. Gonzalo Argote de Molina, Nobleza de Andalucía, Sevilla, Díaz 1588.
[xxxvi].Crónica del Sereníssimo Rey Don Iuan el segundo, mútiples ediciones.
[xxxvii]. Juan de Mal Lara, La Philosophía vulgar ... que contiene mil refranes glosados, Sevilla, Díaz 1568.
[xxxviii]. Infinitas ediciones. En teoría prohibidas por el Indice en estos años.
[xxxix]. Gregorio López Madera, Excelencias de la monarchía y reyno de España, Valladolid, Diego Fernández de Córdoba 1597.
[xl]. Baltasar de Collazos, Grandezas de Sevilla, Lisboa 1576.
[xli]. Pedro de Ribadeneyra, Flos sanctorum, Madrid, Luis Sánchez 1599.
[xlii]. Diego de Yepes, Discursos de varia historia, Toledo, Pedro Rodríguez 1592.
[xliii]. Juan de Marieta, Historia ecclesiástica y flores de santos de España, Toledo 1592.
[xliv]. Esteban Garibay y Zamalloa, Compendio historial de las chrónicas, Amberes 1571.
[xlv]. Bernardo Tasso, L'Amadigi.
[xlvi]. Silvestro Aldobrandini, Consiliorum, libro de leyes.
[xlvii]. Pedro Simón Abril, Los ocho libros de República, Zaragoza, L. & D. Robles 1584.
[xlviii]. Antonio Nebrija, Elegancias romançadas, primera edición de Burgos, Fadrique de Basilea c1495.
[xlix]. Juan Benito Guardiola, Tratado de la nobleza ... que oy tienen los varones claros y grandes de España, Madrid, viuda de Gómez 1591.
[l]. Pedro Simón Abril, Primera parte de la Filosofía llamada la lógica, Alcalá, Gracián 1587.
[li]. Antonio de Herrera Tordesillas, Historia ... de los sucesos de Francia, Madrid, Ayala 1598.
[lii]. Lodovico Ariosto, primera edición castellana de Amberes 1549.
[liii]. Cristóbal Casas, Vocabulario de las dos lenguas toscana y castellana, primera edición de Sevilla, Escrivano 1570.
[liv]. Jerónimo Román, Historia de los dos religiosos infantes de Portugal, Medina del Campo, Santiago del Canto 1595.
[lv]. Raimundo Lulio, Práctica compendiosa.
[lvi]. Gabriel de Talavera, Historia de nuestra señora de Guadalupe, Toledo, Guzmán 1597.
[lvii]. Probablemente la traducción del Comendador Griego.
[lviii]. Pedro de Oña, Primera parte del Arauco domado, Lima 1596.
[lix]. Diego de Torres, Relación del origen y sucesos de los xarifes, Sevilla, F. Pérez 1585.
[lx]. Esteban de Salazar, Veynte discursos sobre el credo, primera de Granada, Mena 1577.
[lxi]. Bernardo Vargas Machuca, Milicia y descripción de las Indias, Madrid, Madrigal 1599.
[lxii]. Cristóbal Mosquera de Figueroa, Conquista de la isla Tercera, s.l., 1583. En el libro no consta el nombre del autor.
[lxiii]. Juan López Maldonado, Cancionero, Madrid, Drouy 1586.
[lxiv].Rhetórica en lengua castellana, Alcalá, Brocar 1541.
[lxv]. Publicados por primera vez en Venecia, 1567.
[lxvi]. Fernando de Herrera, Algunas obras, Sevilla, Pescioni 1582.
[lxvii]. ¿ un libro de literatura ?, ¿ un inventario de bienes ? ...
[lxviii]. Sancho de Londoño, Discurso sobre la forma de reduzir la disciplina militar, primera de Bruselas 1589.
[lxix].Primera parte de las sentencias, primera edición de Lisboa 1554.
[lxx]. Ver nº 59.
[lxxi]. Pedro Simón Abril, Apuntamientos. De cómo se deben reformar las doctrinas, Madrid, Madrigal 1589.
[lxxii]. Ver nº 13.
[lxxiii]. Martín de Azpilcueta, Manual de confessores, infinidad de ediciones.
[lxxiv]. Juan González de Mendoza, Historia del reino de la China, la primera edición española en Valencia, viuda de Huete 1585.
[lxxv].Las seys comedias de Terencio, primera de Zaragoza, Soler 1577.
[lxxvi]. Alonso de Ercilla, La Araucana, primera de Madrid, Cosin 1569.
[lxxvii].Comentarios de Cayo Julio César, primera de Toledo, Hagembach 1498.
[lxxviii]. Luis de Mercado, su Libro de la peste fue editado simultaneamente en Madrid y en Pamplona en 1599.
[lxxix]. Primera en Madrid, Luis Sánchez 1598.
[lxxx]. Juan Rufo, Las seiscientas apotegmas, Toledo, Rodríguez 1596.
[lxxxi]. Probablemente Psalmi Davidis latinis versibus redditi a Bartholomaeo Botta.
[lxxxii]. Johannes Stobaeus, Eclogarum libri duo.
[lxxxiii]. Pierre Gentil de Vêndome, El sucesso de la guerra ... sobre la isla de Malta, Barcelona, Bornat 1566.
[lxxxiv]. Jerónimo Soriano, Libro de experimentos médicos, Zaragoza, Pérez Valdivielso 1598.
[lxxxv]. No nos suena absolutamente de nada, ¿ un libro de mano quizás ?.
[lxxxvi]. Jerónimo Cortés, Lunario perpetuo, primera de Valencia, Navarro 1594.
[lxxxvii]. Escrito por el librero Juan Bonilla, Tratado de quan necesario sea la paz del alma, Alcalá, Iñiguez de Lequerica 1580.
[lxxxviii]. Leone Battista Alberti, El Momo, primera de Alcalá, Mey 1553.
[lxxxix]. Ver nº 95.
[xc]. ¿ Alejo Piamontés ?.
[xci]. Andrés Zamudio de Alfaro, Orden para la cura y preservación de las secas y carbuncos, Madríd, Luis Sánchez 1599.
[xcii]. Bernardino Gómez Miedes, Enchiridion o manual instrumento de salud contra el morbo articular, que llaman gota, Zaragoza, L. & D. Robles 1589.
[xciii]. Pierre Bouistuau, traducción de Baltasar Pérez del Castillo.
[xciv]. Juan Cornejo, Discurso y despertador preservativo de corrimientos ..., Madrid, 1594.
[xcv]. La primera edición de Barcelona, Garcés 1543.
[xcvi]. Ver nº 104.
[xcvii]. Pedro de Guevara, Arte general y breve, en dos instrumentos, para todas las sciencias, primera de Madrid, Gómez 1584.
[xcviii]. Madrid, Luis Sánchez 1599.
[xcix]. Antonio de Torquemada, Iardín de flores curiosas, ¿ primera ? Salamanca, Juan Bautista de Terranova c1570.
[c]. Escala espiritual, infinitas ediciones.
[ci]. Jerónimo Cortés, Libro de phisionomia natural, primera de Valencia, Gárriz 1598.
[cii]. Primera edición de Barcelona, Bornat 1565.
[ciii]. Gramática griega, primera de Valencia, D. & L. Robles 1586.
[civ]. Paolo Giovio, Diálogos de las empresas militares, primera de Venecia 1558.
[cv]. Juan de Timoneda, primera en Valencia, Mey 1565.
[cvi]. Ver nº 97.
[cvii]. Fernando de Valdés, Historia de la gran peste que se padeció en Sevilla en 1599, Sevilla 1599.
[cviii]. Infinitas.
[cix]. Serafino Fermo, Tratados de la vida spiritual, Coimbra 1551.
[cx]. El "maravillas de Roma" de Girolamo Franzini.
[cxi]. Ver nº 100.
[cxii]. De San Padro Canisio, Martín Pérez de Ayala, Pedro de Lorca, Antonio Acevedo, Juan Valdés, Constantino Ponce de la Fuente ...
[cxiii].Gramática de la lengua vulgar de España, Lovaina 1559.
[cxiv]. Los llaman "cuadernillos", ¿ serán obra manuscrita de Hernando ?. No conocemos tantas "entradas", solamente La entrada de la magestad cesárea en Milán, Roma 1541; Entrada de Doña María en Salamanca, 1543; Entrada de la reina Margarita en Milán, 1599;  de los Reyes en Madrid (1599), y de la reina Isabel en Sevilla, 1526.
[cxv]. Fernando de Herrera, Vida y muerte de Thomás Moro, Sevilla 1592.
[cxvi]. Posiblemente la obra de Bernabé del Busto, Juan de la Cuesta o Miguel de Salinas.
[cxvii]. Hernando de Soto, Emblemas moralizados, Madrid, Várez 1599.
[cxviii]. Gonzalo Argote de Molina, Libro de la montería, Sevilla, Pescioni 1582.
[cxix]. Luis de Aranda, Glosa de moral sentido en prosa, Valladolid, Diego Fernández de Córdoba 1552.
[cxx]. Francisco Franco, Libro de las enfermedades contagiosas, Sevilla, Barrera 1569.
[cxxi]. Juan González de la Torre, Doscientas preguntas con sus respuestas en versos diferentes, Madrid 1590.
[cxxii]. Conocemos la Primera parte de la Filosofía, llamada la Lógica, Alcalá, Gracián 1587, pero no esta segunda parte de Filosofía Moral.
[cxxiii]. Tanto este como el de Castilla-Madrid deben referirse a negocios de Hernando en los lugares mencionados.